DIRECCIÓN GENERAL

Apreciada Comunidad Sanjosefina, reciban un saludo en el marco del Espíritu de Familia.

La web es un medio de comunicación entre toda la familia sanjosefina (padres, maestros, religiosos, alumnos, ex alumnos, personal administrativo y de mantenimiento), en la que tendrán un espacio donde nos podemos “encontrar” para compartir la vida y en ella nuestra experiencia en el colegio.

Por ello, uno de nuestros objetivos es brindar un servicio educativo integral de calidad, en la que con cada acto, podamos sentir que nos estamos formando como personas capaces de aceptar la propuesta de Jesús en nuestras vidas. Para lograrlo, tenemos un currículo centrado en valores y fortalecido, fundamentalmente, por la pedagogía marianista, para el desarrollo de capacidades comunicativas, matemáticas, sociales, físicas, artísticas, etc. y de manera especial con una pastoral que busca ayudarnos a crecer en nuestro compromiso cristiano, teniendo a María como modelo a seguir.

Por consiguiente, queremos que, al ingresar en la web, la comunidad en general, sienta que está entrando al colegio, que es recibido con la calidez que nos caracteriza y podamos encontrar información para todos, con imágenes de la vida cotidiana, de ayer, hoy y siempre, con enlaces que ayuden a las familias a seguir fortaleciéndose, a saber cómo estamos organizados, a conocer las tareas, los circulares, horarios de entrevistas, procesos de admisión, objetivos de las áreas; en general, espacios de conocimiento mutuo.

Esta herramienta no sólo es un medio del colegio hacia las familias sino un espacio de interacción, con ellas, con nuestros alumnos y ex alumnos para que juntos hagamos de éste un medio privilegiado para seguir creciendo y formándonos en comunidad.
No olviden, apreciados padres, que ustedes son los primeros educadores y los llamados a formar hijos a imagen y semejanza de Dios y están llamados a amarlos educarlos y consagrarlos a nuestro creador.

A ustedes, estimados alumnos y recordados ex alumnos, sigan siendo fiel testimonio de lo que nuestro Padre fundador quería (“dar el testimonio de un pueblo de santos”), desde el lugar y la profesión que estemos ejerciendo.
Finalmente, apreciados compañeros de trabajo, sin ustedes, el Colegio San José Obrero, no sería el mismo, hagamos, que la educación sea algo tan natural como respirar, que sea, “una cuestión de atmósfera” y que, con nuestro testimonio de vida, ofrezcamos una formación de calidad.

Fraternalmente,